El papel de la EPJA para hacer frente a la pandemia de COVID-19

Las sociedades de todo el mundo han sido duramente golpeadas por el Coronavirus (COVID-19). La gente se ve afectada en su vida diaria y está preocupada por las consecuencias para su salud, su trabajo y su bienestar

Respuesta a la crisis por COVID-19

Las sociedades de todo el mundo han sido duramente golpeadas por el Coronavirus (COVID-19). La gente se ve afectada en su vida diaria y está preocupada por las consecuencias para su salud, su trabajo y su bienestar. En casi todos los países del mundo, los proveedores de educación para jóvenes y adultos se han visto obligados a cerrar temporalmente sus puertas, con consecuencias dramáticas para la sostenibilidad de estas instituciones, sus empleados y, no menos importante, los alumnos. Al mismo tiempo, el aprendizaje y la educación de adultos pueden contribuir a mitigar las consecuencias de la crisis, ofrecer una educación y una formación muy necesarias y apoyar la acción social.

La DVV international, en su calidad de único asociado para el desarrollo que se centra en la Educacion para Jovenes y Adultos (EPJA), sugiere conceptos sobre la manera en que la EPJA puede contribuir a la gestión de la crisis ofreciendo servicios sociales y educativos, especialmente a los grupos vulnerables. Al mismo tiempo, instamos a los gobiernos y a los actores internacionales a que proporcionen a los proveedores de la EPJA - organizaciones públicas, privadas y de la sociedad civil y a su personal los recursos necesarios para hacer frente a esta situación. Es una responsabilidad conjunta de todos los actores interesados asegurar que las ofertas de educación no formal sigan estando disponibles durante la crisis y después de ella.

Utilizar el potencial del EPJA para combatir la crisis

La EPJA es un subsector del sistema educativo con una combinación de características que son de particular valor en la situación actual. La oferta de la EPJA se rige estrictamente por la demanda, es flexible, en su mayor parte no formal, orientada a la acción y transformadora. Sobre esta base, los proveedores y proyectos de la EPJA tienen el potencial de apoyar a las personas de muchas maneras:

  • Llevar a cabo una educación sanitaria de bajo nivel, por ejemplo, mediante campañas para informar a los grupos especialmente marginados sobre el virus y formas (sencillas) de proteger a las personas, las familias y las comunidades.
  • Organizar actividades generadoras de ingresos, que contribuyan a producir equipo, servicios y productos desesperadamente necesarios, como máscaras, jabón y nutrición.
  • Desarrollar y proporcionar oportunidades alternativas de aprendizaje para ayudar a compensar la interrupción de los servicios de educación formal, contrarrestando así el agravamiento de la crisis de aprendizaje.
  • Proporcionar oportunidades para la reflexión sobre valores comunes como la responsabilidad mundial, la solidaridad y la ciudadanía activa.
  • Movilizar y gestionar la acción comunitaria, ya que los proveedores de la EPJA están en muchos casos profundamente arraigados en el contexto local y cerca de la población.

Desarrollar nuevas ofertas

En todo el mundo, las actividades de aprendizaje cara a cara se están deteniendo casi por completo. Como consecuencia de ello, los participantes carecen de la posibilidad de participar en oportunidades de aprendizaje esenciales. En cuanto a la oferta, los proveedores de la EPJA y un

número muy elevado de personal docente independiente se enfrentan a situaciones económicas críticas. Al mismo tiempo, la naturaleza del sector de la EPJA, con su flexibilidad y la estricta orientación a la demanda de los educandos y las sociedades, lo hace favorable para desarrollar respuestas creativas y rápidas:

  • Impulsar las oportunidades de aprendizaje digital para los participantes, incluido el establecimiento de plataformas, la capacitación no formal y los cursos en línea (certificados).
  • Apoyar a los padres para que puedan trabajar en línea y ayudar al aprendizaje en línea de sus hijos.
  • Impulsar la divulgación mediante la utilización de herramientas y canales de medios sociales y el uso de medios tradicionales de aprendizaje a distancia, por ejemplo, la cooperación con estaciones de radio y canales de televisión.
  • Ofrecer servicios de apoyo psicosocial para ayudar a los adultos a hacer frente a la carga de la crisis.

Estos nuevos formatos exigen una inversión en la creación de un entorno favorable:

  • Invertir en infraestructura digital a nivel de redes nacionales y regionales, así como de proveedores locales, y proporcionar dispositivos digitales para los participantes de grupos vulnerables, cuando no se disponga de otras opciones.
  • Capacitar al personal para que pueda utilizar las opciones digitales y consultar a los alumnos.
  • Desarrollar más oportunidades en línea para el fomento de la capacidad del personal, los administradores y los instructores de la EPJA.
  • Ofrecer comunidades digitales de práctica (CoP) a nivel local, nacional, regional y mundial para facilitar el desarrollo de competencias para el personal de la EPJA, intercambiar experiencias y apoyarse mutuamente.

Se pide a los gobiernos y a los asociados para el desarrollo que apoyen a los proveedores de la EPJA en sus esfuerzos en materia de tecnología digital.

Asegurar el futuro sostenible de la EPJA

Para muchos, si no la mayoría de los proveedores de la EPJA, esta es una crisis existencial. Con las posibilidades de ingresos cayendo casi a cero (cuotas de los participantes, al menos la terminación temporal de los fondos del proyecto), muchos están luchando. El papel del público y de los gobiernos de todo el mundo es asegurar la supervivencia del sector de la EPJA. Se necesita apoyo financiero directo!

Reconociendo la responsabilidad primordial de los gobiernos nacionales, todavía hay algunas cosas que los asociados para el desarrollo y los organismos internacionales pueden hacer:

  • Apoyar a las redes en sus esfuerzos por abogar por el apoyo público para hacer frente a la crisis.
  • Apoyar las políticas y prácticas para ayudar a garantizar que la crisis no se utilice como pretexto para aplicar medidas que conduzcan a la reducción de los espacios para la sociedad civil.
  • Garantizar que las estructuras existentes se utilicen para aplicar medidas relacionadas con la corona crisis en lugar de establecer mecanismos paralelos (reinventar la rueda).
  • Proporcionar esquemas de financiación flexibles y adaptados para proteger la sustancia institucional y el personal clave de los proveedores y redes esenciales de la EPJA.

La DVV International considera que su función es apoyar a sus socios y collaboradores para hacer frente de la mejor manera posible al impacto de la crisis de COVID -19 y desarrollar formatos para los servicios esenciales de la EPJA como respuesta a esta crisis. Informaremos y actualizaremos regularmente acerca de las iniciativas innovadoras desarrolladas por nuestros proyectos y socios sobre cómo hacer frente a la crisis y proporcionar el apoyo necesario a la población. El virus de Corona es una crisis mundial y debemos asegurarnos de que la respuesta a la misma sea verdaderamente mundial.

 Noticias 

Welcome to DVV International South America